BKS-iyengar-hero

Yoga Iyengar

1. Yoga para todos

El método Iyengar se caracteriza por ser un sistema de Yoga accesible para todos. Ya que  gracias a la utilización de los soportes, diseñados  por el maestro  B.K.S Iyengar como: ladrillos, bancos,  mantas, cuerdas en las paredes, bancos etc. personas con diferentes condiciones, edades pueden acceder a la experiencia de yoga, ya que la practica se adapta a cada persona, haciendo así un trabajo muy personalizado en cada clase.
La finalidad es que se vaya progresando en armonía con las capacidades del cuerpo de cada uno y respetando las limitaciones personales.

2. Precisión y alineamiento

La precisión y alineamiento correcto durante la practica son esenciales en nuestro sistema, para trabajar de manera segura.

3. Respiración consciente

A través de la practica correcta , iremos creando espacio interior, lo que favorecerá el trabajo de la respiración. Progresivamente, movimiento y respiración irán juntas, no habrá dualidad. Creando así una experiencia Meditativa durante la practica.

BKS-iyengar

B.K.S. Iyengar

Nació el 14 de diciembre de 1918 en Bellur, distrito de Kolar del estado indio de Karnataka. Su familia era pobre pero de tradición brahmánica. Su padre era maestro de escuela y Guruji el undécimo de trece hijos. En la época en que nació, la India, estaba  siendo devastada por una catastrófica fiebre española, y su madre padecía esta  enfermad  durante el embarazo de Guruji, debido a esto nació débil y enfermizo.

Esta fragilidad y mala salud le acompañó durante sus primeros años de vida, sufriendo innumerables enfermedades. A los 5 años de edad su familia se trasladó de Bellur en Bangalore, y tres años después, poco antes de su noveno cumpleaños, su padre murió. En su lecho de muerte, tuvo unas palabras de ánimo para Guruji: «Tuve que luchar mucho durante mi juventud y tú también deberás hacerlo, pero al final, conseguirás la felicidad en tu vida». Esta profecía no tardó mucho en hacerse realidad.

En 1934, un hecho marca el primer punto de inflexión en su vida: su cuñado y respetado profesor de yoga, Sri T. Krishnamacharya, lo toma bajo su tutela para ayudarle con su precaria salud, casi como la última esperanza de supervivencia.

Cuando Guruji tenía 18 años, su maestro lo envió en Pune a difundir las enseñanzas del yoga. Con tan poca preparación y casi sin ningún conocimiento teórico, decidió practicar con determinación y aprender de su propia experiencia. De esta manera su cuerpo se convirtió en su principal instrumento para saber qué era y qué es el yoga. Este lento proceso de refinamiento comenzó entonces y le acompaño hasta su muerte el 22 de agosto de 2014.

Con su practica constante y conectada no solo transformo aquella realidad de niño enfermizo sino que a lo largo de toda su vida refino su inteligencia y conocimiento vivencial del Yoga hasta convertirse en la Máxima autoridad de Yoga de nuestros tiempos.